Closson-La Deidad de Cristo

La deidad de Cristo
Por Don Closson

Resumen:

La creencia de que Jesús fue y es Dios siempre ha sido no negociable para el cristianismo. Esta creencia está basada en las propias palabras de Jesús y las enseñanzas de la iglesia primitiva.

Lea en el sitio original: http://www.ministeriosprobe.org/docs/deidad.html

Extracto #1 La autopercepción de Cristo

Al comenzar a examinar la evidencia que apoya la afirmación de que Jesucristo es Dios en la carne, o Dios encarnado, un buen punto de partida es el propio autoconcepto de Jesús. Debe admitirse primero que Jesús nunca define su lugar en la Trinidad con terminología teológica. Sin embargo, hizo muchas afirmaciones acerca de sí que no sólo serían inadecuadas sino blasfemas si no era Dios encarnado. Es importante recordar que la vida de Jesús no estuvo dedicada a hacer teología o a pensar y escribir acerca de temas teológicos. En cambio, su vida estuvo centrada en relaciones, primero con sus discípulos y luego con el pueblo judío. El propósito de estas relaciones fue engendrar en este pueblo la creencia en Jesús como su Salvador o Mesías, como su única fuente de salvación. Jesús dijo a los fariseos, los líderes religiosos de su tiempo, que morirían en sus pecados si no creían que Él era quien decía ser (Juan 8:24). Y a un fariseo, Nicodemo, Jesús dijo: “De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16).

Millard Erickson, en su libro, Christian Theology, logra mostrar muy bien la evidencia de que Jesús se consideraba igual en esencia a Dios. {1} A menos que fuera Dios, hubiera sido sumamente inapropiado que Jesús dijera, como lo hace en Mateo 13:41, que tanto los ángeles como el reino son del Él. En otras partes, los ángeles son llamados “los ángeles de Dios” (Lucas 12:8, 9; 15:10) y la frase “reino de Dios” se encuentra a lo largo de toda la Biblia. Pero Jesús dice: “Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad” (Mateo 13:41).

Cuando el paralítico de Marcos 2:5 fue bajado del techo por sus amigos, la primera respuesta de Jesús fue decir que los pecados del hombre eran perdonados. Los escribas sabían las implicaciones de esta declaración, porque sólo Dios podía perdonar pecados. Sus comentarios muestran claramente que entendían que Jesús estaba ejerciendo un privilegio divino. Jesús tuvo una oportunidad maravillosa de aclarar las cosas negando que tuviera la autoridad para hacer lo que sólo Dios puede hacer. En cambio, su respuesta sólo refuerza su atribución de divinidad. Jesús dice: “¿Por qué caviláis así en vuestros corazones? ¿Qué es más fácil, decir al paralítico: Tus pecados te son perdonados, o decirle: Levántate, toma tu lecho y anda? Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico): A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa”. Para confirmar su autoridad para perdonar pecados, Jesús permitió al hombre levantar su lecho y volver a su casa.

Hay dos áreas más donde Jesús reclamó autoridad…

Descarga el módulo para leer todo.

Extracto #2 La autopercepción de Cristo, segunda parte

A esta altura de nuestra discusión ofreceremos un ejemplo más del autoconocimiento de Jesús de su igualdad esencial con Dios.

Varios comentarios que hizo Jesús acerca de su relación con el Padre serían inusuales si Jesús no se considerara igual en esencia con Dios. En Juan 10:30 dice que verlo a Él era ver al Padre. Más adelante, en Juan 14:7-9, agrega que conocerlo a Él era conocer al Padre. Jesús también dijo haber existido antes de su encarnación en la tierra. En Juan 8:58 dice: “De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy”. Algunos creen que las palabras usadas aquí por Jesús constituyen su atribución de deidad más fuerte. Según Expositors Bible Commentary, este pasaje podría ser traducido más literalmente: “Antes que Abraham viniera a la existencia, yo existía continuamente”. Los judíos reconocieron la frase “Yo soy” como una frase que se refería a Dios, porque Dios la usó (1) cuando comisionó a Moisés para que exigiera la liberación de su pueblo a Faraón (Éxodo 3:14), y (2) para identificarse a sí mismo en las proclamaciones teístas en la segunda mitad de Isaías. Jesús también declara que su obra no se diferencia de la del Padre. Proclama: “Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él” (Juan 14:23). Los judíos que escucharon a Jesús entendieron la naturaleza de estas afirmaciones. Luego de decir que existía antes que Abraham, inmediatamente recogieron piedras para matarlo por blasfemia, porque entendieron que había dicho que era Dios.

En su juicio, Jesús hace una declaración más clara de quién es Él. Los judíos decían a Pilato, en Juan 19:7: “Nosotros tenemos una ley, y según nuestra ley debe morir, porque se hizo a sí mismo Hijo de Dios”. Mateo 26 registra que, en el juicio de Jesús, el sumo sacerdote le dijo: “Te conjuro por el Dios viviente, que nos digas si eres tú el Cristo, el Hijo de Dios. Jesús le dijo: Tú lo has dicho; y además os digo, que desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo”. Esta habría sido una excelente oportunidad para que Jesús se salvara aclarando cualquier concepto erróneo acerca de su relación con el Padre. En cambio, se pone en una posición de igualdad, de poder y autoridad únicos. De nuevo, los judíos entienden lo que dice Jesús. El sumo sacerdote proclama: “¡Ha blasfemado! ¿Qué más necesidad tenemos de testigos? He aquí, ahora mismo habéis oído su blasfemia”. Pilato pide un voto del concilio y éstos exigen su muerte (Mateo 26:65, 66).

Descarga el módulo para leer todo.

La enseñanza de los Apóstoles

Ahora echaremos una mirada a lo que los seguidores de Jesús decían de Él. El Evangelio de Juan comienza con una declaración asombrosa, tanto de la deidad como de la plena humanidad de Cristo. “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios”. Más adelante, en el versículo catorce, Juan dice que este “Verbo” se hizo carne y habitó entre nosotros, y apunta a Jesús como este “Verbo” encarnado. ¿Qué quiso decir Juan con este notable pasaje?

La primera frase podría traducirse literalmente: “Cuando comenzó el comienzo, el Verbo ya estaba ahí”. En otras palabras, el “Verbo” coexistía con Dios y antedata el tiempo y la creación. La segunda frase -“el Verbo era con Dios”- indica tanto igualdad como distinción de identidad. Una traducción más literal podría ser “el Verbo estaba cara a cara con Dios”, dando a entender personalidad y coexistencia relacional. Algunos grupos, como los Testigos de Jehová, dan mucha importancia al hecho de que la palabra “Dios” en la tercera frase -“el verbo era Dios”- carece de artículo. Esto, sostienen, permite que el sustantivo Dios sea traducido como un sustantivo indefinido, tal vez refiriéndose a “un Dios” pero no a “el” Dios todopoderoso. En realidad, la falta de artículo para el sustantivo refuerza el caso a favor de la deidad del “Verbo”. La frase griega theos en ho logos describe la naturaleza del “Verbo” y no la naturaleza de Dios. El artículo ho antes de la palabra logos muestra que la oración describe la naturaleza del Verbo; él tiene la misma naturaleza y esencia del sustantivo en el predicado; es decir, el Verbo es divino. Es interesante notar que los versículos 6, 12, 13 y 18 del mismo capítulo se refieren inequívocamente a Dios el Padre y usan un sustantivo sin el artículo. {2} Sin embargo, es extraño que los Testigos de Jehová no cuestionen el significado de estos pasajes.


Descarga el módulo para leer todo.

La iglesia primitiva

Hasta ahora hemos estado examinando la afirmación cristiana de la divinidad de Cristo, considerando primero el propio autoconcepto de Jesús y luego los pensamientos de quienes escribieron el Nuevo Testamento. No está dentro del alcance de este ensayo argumentar que las palabras atribuidas a Jesús por los escritores del Nuevo Testamento son verdaderamente de Él. En cambio, hemos sostenido que las palabras atribuidas a Jesús ciertamente afirman una igualdad esencial con Dios el Padre. La visión tradicional de la fe cristiana ha sido que Dios se reveló a sí mismo a nosotros como tres personas separadas -Padre, Hijo y Espíritu Santo- que compartían una esencia común.

Traducción: Alejandro Field


Acerca del autor

Don Closson recibió su B.S. en educación de Southern Illinois University, su M.S. en administración de la educación de Illinois State University, y su M.A. en estudios bíblicos de Dallas Theological Seminary. Trabajó como maestro y administrador de una escuela pública antes de unirse a Probe Ministries como investigador en el campo de la educación. Es el editor general de Kids, Classrooms, and Contemporary Education. Si usted tiene algún comentario o pregunta sobre este artículo, envíelo por favor a [email protected]Por favor indique a qué artículo se está refiriendo.

¿Qué es Probe?

Probe Ministries es un ministerio sin fines de lucro cuya misión consiste en ayudar a la iglesia a renovar las mentes de los creyentes con una cosmovisión cristiana y equipar a la iglesia a reclutar al mundo para Cristo. Probe cumple su misión a través de nuestras conferencias Mind Games [Juegos para la Mente] para jóvenes y adultos, nuestro programa radial diario de 3 1/2 minutos, y nuestro extenso sitio Web en www.probe.org.

Puede obtenerse información adicional sobre los materiales y el ministerio de Probe contactándonos (en inglés, por favor) como dice abajo. Lamentamos que nadie en la oficina de Probe Ministries (Ministerios Probe) en Texas, EE. UU., habla español. El sitio web MinisteriosProbe.org consiste de artículos tradicidos de Probe.org.

Probe Ministries (Ministerios Probe)
2001 W. Plano Parkway, Suite 2000
Plano, TX 75075
Estados Unidos de Norteamérica
Teléfono: +1 (972) 941-4565
www.ministeriosprobe.org

Don Closson

Don Closson

Don Closson se desempeñó como Director de Administración y asociado de investigación con Probe durante 26 años, hasta que ocupó un puesto con el mismo título en los Centros de Capacitación Basada en la Iglesia (ccbt.org) en 2013. Recibió el B.S. en educación de la Universidad del Sur de Illinois, el M.S. en administración educativa de la Universidad Estatal de Illinois, y la maestría en Estudios Bíblicos del Seminario Teológico de Dallas. Se ha desempeñado como maestro y administrador de una escuela pública antes de unirse a Probe y luego al CCBT. Es editor general de Kids, Classrooms y Contemporary Education.

Más artículos por Don Closson




Closson-La Deidad De Cristo
Closson-La Deidad De Cristo
closson-La-deidad-de-Cristo.topx
Version: 1
68.0 KiB
80 Downloads
Detalles