Butin la Persona de Cristo

Butin la Persona de Cristo es un breve capítulo singular sobre la doctrina de la Persona de Jesucristo.

La Persona de Cristo

By: Charles T. Buntin , M.S., M.A.R.

Hay solo algunas cosas que hacen a la fe Cristiana verdaderamente distinta de las religiones del mundo. Las tres más prominentes son la naturaleza del Absoluto Dios Trino, la Persona y el Trabajo del fundador de la fe y el camino a la Salvación. Ya vimos la naturaleza de Dios; en el Capitulo 6 y 7, resumiremos la drástica diferencia entre la Fe y las religiones del mundo en cuanto a la doctrina que los Cristianos llamamos salvación, pero aquí hablaremos de su Fundador. Los fundadores de las religiones del mundo han hecho varias declaraciones. “Yo he encontrado el camino,” dice uno, “He visto el camino, dice otro,” quizás el mensaje fue, “Dios me ha enseñado el camino,” o “Yo te enseñaré el camino.”

Pero en Cristo, tenemos a Uno que dice, “Yo Soy el Camino.” De hecho, Cristo hizo la declaración más notable que ningún hombre haya hecho—viniendo de un hombre común, sería una presunción de proporciones fantásticas. Él declaró algo que lo convierte en la persona con la mentalidad más estrecha que haya vivido. Él dijo, “Yo Soy el Camino, La Verdad, y La Vida, nadie viene al Padre sino por Mí” Fueron declaraciones como esta y muchas otras las que llevaron a C. S. Lewis a proponer el “trilema” acerca de Jesucristo. Él dijo que para aquellos que dicen que Jesús no es quien dice ser, pero que simplemente fue buen maestro, etc., declaraciones como Juan 14:6 crean un problema insuperable. De acuerdo a lo que dijo, entonces era o un mentiroso, un lunático, o Señor de Gloria. Las más grandes herejías en la historia de la iglesia fueron sobre la Persona de Cristo, y las herejías de hoy no son diferentes. De hecho, no son nuevas herejías, sino nuevas mentiras con disfraz.

Vimos la Divinidad de Cristo en el capitulo anterior, en este, veremos los otros aspectos de Su Persona como nuestro Señor y Redentor.

Parte 1:
La Pre-Existencia de Cristo

Al que los teólogos llaman “la divina Palabra,” el Hijo de Dios, la Segunda Persona de la Trinidad, nuestro Salvador Jesucristo, no comenzó Su existencia cuando nació de la virgen María. Esa fue su encarnación (hecho carne). Él fue, como el profeta Miqueas dijo, “…el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad…” (Mic_5:2) Él era pre-existente.

La pre-existencia de Cristo es obvia desde Su Niñez. Como Dios, Él es Eterno e Inmutable (Isa_9:6-7; Rev_1:8; Heb_13:8, Heb_1:12; Psa_102:27), Él siempre existió. Jamás hubo un tiempo en el que no estuviera. “…En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.” (Joh_1:1) La pre-existencia de Cristo es ampliamente testificada por la escritura—Joh_8:58; Joh_17:24; Col_1:17; Heb_7:3; Rev_22:13; Phi_2:5-11—la Biblia continuamente lo enfatiza. También vemos en el Antiguo Testamento, como Su pre-existencia es demostrada por la teofanía, o Croistofanía. Estas dos palabras, una aplicada generalmente a Dios, y la otra al Hijo en particular, se refieren a una apariencia visible de Dios en el Antiguo Testamento.

Como la enseñanza Bíblica de que nadie ha visto, o puede ver al Padre, (Éxo_33; Joh-1:18; 1Ti_1:17) la mayoría de los maestros evangélicos atribuyen todo tipo de apariencias visibles de Dios de forma humano o angelical al Hijo manifestándose antes de Su encarnación. Jdg_13:15-22, Zec_3:1-5; Exo_3:16; y Gen_18:1-33, son entre muchos otros pasajes que los eruditos de la Biblia creen que son Cristofanias. ¿Cómo podemos saber si una manifestación en particular en las escrituras es un ángel, o si es la apariencia del Hijo pre-existente? El pasaje siguiente es un clásico que ilustra esto.

Jos_5:13-15 Estando Josué cerca de Jericó, alzó sus ojos y vio un varón que estaba delante de él, el cual tenía una espada desenvainada en su mano. Y Josué, yendo hacia él, le dijo: ¿Eres de los nuestros, o de nuestros enemigos? El respondió: No; mas como Príncipe del ejército de Jehová he venido ahora. Entonces Josué, postrándose sobre su rostro en tierra, le adoró; y le dijo: ¿Qué dice mi Señor a su siervo? Y el Príncipe del ejército de Jehová respondió a Josué: Quita el calzado de tus pies, porque el lugar donde estás es santo. Y Josué así lo hizo

La porción subrayada del versículo es la clave para entender este pasaje como una aparición de Cristo antes de la Encarnación. El Príncipe del ejército de Jehová usa las mismas palabras que Jehová usa cuando Moisés vino ante el arbusto ardiente. Eso, y el hecho de que la Persona acepto ser adorada, lo cual es reservado solo para Dios, (Exo_20:1-3) comprueba que esto es una Cristofania. Hay muchas Cristofanias en el Antiguo Testamento. Cristo siempre ha sido—nuestro Salvador no comenzó a existir el día de Su nacimiento—fue encarnado ese día.

Parte 2:
Dios Hecho Carne—El Hombre Cristo Jesús

Butin la persona de Cristo
Butin la persona de Cristo
butin-la-persona-de-Cristo.topx
Version: 1
34.0 KiB
18 Downloads
Detalles

cp41 Drogas y la Biblia TEMAS: El Propósito de Usar Drogas: Para el Placer, Para Olvidar. Razones Bíblicas en Contra de las Drogas
1. Intoxicación.
2. Bajan el juicio mental.
3. Nuestro Cuerpo es el Templo de Dios.
4. Esclavitud
5. No debemos buscar entretenernos sin servir a Cristo
6. Nuestra Mayordomía
7. Malos Hábitos
8. Abuso les ayuda a realizar pecados extremos.
9. Causan que caímos fácilmente.