Ryle ¿Es usted nacido de nuevo?

Ryle ¿Es usted nacido de nuevo? es un folleto de 4 páginas sobre las marcas de una persona verdaderamente salvo o nacido de nuevo.

¿Es usted nacido de nuevo?
por J. C. Ryle (1816-1900)

¿Es usted nacido de nuevo? Esta es una de las preguntas más importantes de la vida. Jesucristo dijo: “El que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios” (Joh_3:3).

No basta con contestar: “Pertenezco a la iglesia; supongo que soy cristiano.” Miles de cristianos nominales no muestran ninguna de las señales de haber nacido de nuevo que las Sagradas Escrituras nos han dado — muchas de ellas anotadas en la Primera epístola de Juan.

No comete habitualmente pecados

Primero, Juan escribió: “Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado” (1Jn_3:9). “Todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado” (5:18).

La persona que es nacida de nuevo, o es regenerada, no comete ha-bitualmente pecados. Ya no peca con su corazón y voluntad y todas sus inclinaciones. Probablemente hubo una época cuando no pensaba si sus acciones serían o no pecaminosas, y no siempre sentía pesar después de haber hecho el mal. No había problemas entre él y el pecado; eran amigos. pero el cristiano auténtico odia el pecado, huye de él, lucha contra él, lo considera su plaga más grande, resiente la carga de su presencia, se duele cuando cae bajo su influencia y anhela librarse totalmente de él. El pecado ya no le agrada, ni siquiera le es indiferente; ha llegado a ser algo que odia. No obstante, no puede eliminar su presencia dentro de él.

Si dijera que no tiene pecado, estaría mintiendo (1Jn_1:8). Pero puede decir que odia el pecado y que el gran anhelo de su alma es no volver a cometer ningún pecado. No puede impedir malos pensamientos, ni que faltas, omisiones y defectos aparezcan tanto en sus palabras como en sus acciones. Sabe que “todos ofendemos muchas veces” (Jas_3:2). Pero puede decir ciertamente, en la presencia de Dios, que estas cosas le causan dolor y tristeza y que su naturaleza entera no las consiente. ¿Qué diría de usted el apóstol? ¿Ha nacido usted de nuevo?

Descarga:  Ryle es usted nacido de nuevo

cp41 Drogas y la Biblia TEMAS: El Propósito de Usar Drogas: Para el Placer, Para Olvidar. Razones Bíblicas en Contra de las Drogas
1. Intoxicación.
2. Bajan el juicio mental.
3. Nuestro Cuerpo es el Templo de Dios.
4. Esclavitud
5. No debemos buscar entretenernos sin servir a Cristo
6. Nuestra Mayordomía
7. Malos Hábitos
8. Abuso les ayuda a realizar pecados extremos.
9. Causan que caímos fácilmente.